• image
  • image
  • image
  • image
Saturday, 27 May 2017
  • 1
  • 2
Kofi Annan: ONU no mediará. Kofi Annan, Secretario General de la ONU, dice que no mediará en conflicto colombiano. Cumplirá una labor de buenos oficios. "Los colombianos deben r...
ORIGENES DEL CONFLICTO COLOMBIANO ORIGEN DEL CONFLICTO. ANÁLISIS DEL ORIGEN Y CAUSAS,  PROCESO Y POSIBLES ESTRATEGIAS PARA SU SOLUCIÓN Por Néstor-Hernando Parra, en Valenc...
Policía, a cuidados intensivos Policía colombiana, a cuidados intensivos Guillermo Pérez Flórez Periodista y analista político La credibilidad de la Policía Nacional está en su n...
Información de Prensa DOCUMENTOS RELACIONADOS CON EL PROCESO DE DESMOVILIZACIÓN CON LOS PARAMILITARES EN COLOMBIA   Gobierno declara abierto proceso de diá...
EL ARSENAL SECRETO CON ESPAÑA Se consolida acuerdo de ayuda militar El arsenal secreto con España Primer país de la Unión Europea que respalda militarmente a Colombia...
RETIRAN GENERAL DEL EJERCITO Noviembre 18 de 2003Por mal uso de gastos reservados, el Gobierno retiró del servicio al general Jorge Pineda Carvajal. El oficial era comandante de ...
EL PODER DE LOS AUSENTES EL PODER DE LOS AUSENTES Se impone una nueva realidad: Colombia es país de emigrantes. Por: Daniel Samper Pizano Con ocasión del Referendo se inscribieron 178.62...
ENTREVISTA CON GARZON ENTREVISTA DE EL TIEMPO A LUCHO GARZÓN, ALCALDE ELECTO DE BOGOTÁ, D.C. El alcalde electo de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, afirma que el Presidente es ...
LA GOBERNABILIDAD SOSTENIBLE LA  GOBERNABILIDAD  SOSTENIBLE Por Néstor-Hernando Parra PALABRAS EN EL LANZAMIENTO DEL LIBRO ?ENTRE LA DEMOCRACIA Y LA BARBARIE?, Hotel ...
Las sonrisas de la muerte LAS SONRISAS DE LA MUERTE Felipe Zuleta   Las sonrisas de los paramilitares reinsertados esta semana, no son ciertamente las que tenían en sus...
DESDE EEUU, HISPANOS ENVIAN REMESAS POR 23 MIL MILLONES HISPANOS ENVIAN US$ 23,000 MILLONES A AMERICA LATINA Y EL CARIBELos inmigrantes de todo el mundo residentes en Estados Unidos enviaron el año pasado 2...
CENTRO AMÉRICA NO SOBREVIRÍA SIN REMESAS SIN REMESAS CENTROAMERICA SE IRIA A LA BANCARROTA EN TRES MESES 'Si cortas ese flujo de remesas a El Salvador, Guatemala y Honduras estos se irían a ...
REMESAS EN AMÉRICA LATINA LLEGARON A 32 MIL MILLONES DE DÓLARES REMESAS A AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE LLEGARON A 32.000 MILLONES DE DÓLARES EN EL 2002, DICE FONDO DEL BID Los inmigrantes latinoamericanos y caribeño...
BID CELEBRARÁ REUNIÓN EN ECUADOR PARA EVALUAR IMPACTO DE LAS REMESAS FONDO MULTILATERAL DE INVERSIONES DEL BID CELEBRARÁ EN ECUADOR CONFERENCIA SOBRE IMPACTO DE REMESAS EN LA REGIÓN ANDINA El Fondo Multilateral de Inve...
UNION EUROPEA CONDICIONA AYUDA UNION EUROPEA CONDICIONA AYUDA A COLOMBIA AL DESEMPEÑO EN DERECHOS HUMANOS Tomado de El Tiempo Si se cumplen las recomendaciones de Nacion...
CONTRALOR DESNUDA REFORMA TRIBUTARIA CONTRALOR GENERAL CRITICA PROYECTO DE REFORMA TRIBUTA Tomado de El Siglo, 3 diciembre de 2003. ADVERTENCIAContralor ?desnuda? reforma tributariaPor ...
CONTINUAN BIEN LAS RELACIONES CON ESTADOS UNIDOS CANCILLER ASEGURA QUE LAS RELACIONES CON ESTADOS UNIDOS SON BUENAS FUERA DE LOS MICROFONOS Tomado de Globovisión, 3 de diciembre de 2003 El Cancil...
CHÁVEZ CUESTIONA AL SECRETARIO GENERAL DE LA OEA CHÁVEZ CUESTIONA A GAVIRIA COMO OBSERVADOR DE LA RECOGIDA DE FIRMAS Tomado de AFP, 3 de diciembre de 2003   El presidente venezolano, Hugo Ch...
ENTREVISTA CON CESAR GAVIRIA "EL RESULTADO TIENE UNA ALTA LEGITIMIDAD" ASEGURA SECRETARIO GENERAL DE LA OEA EN ENTREVISTA CON LA BBC BBC Mundo, 1 de diciembre de 2003 ¿Cómo está...
LA DOCTRINA OCULTA DEL EJÉRCITO MANUAL DEL EJERCITO REVELA FUNCIONES DE GRUPOS CONTRASUBVERSIVOS Agenciaperu.com Un manual de inteligencia del Ejército que data del año 1991 revela...
ENTREVISTA DE EL TIEMPO A LUCHO GARZÓN, ALCALDE ELECTO DE BOGOTÁ, D.C.

El alcalde electo de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, afirma que el Presidente es cortoplacista

Dice que está obsesionado por ganar la guerra. El futuro burgomaestre opina que no habrá ni insurrección ni rendición guerrillera.

El triunfo de Luis Eduardo Garzón en Bogotá, así como de otros candidatos de izquierda en Medellín, Cali y el Valle, subrayan cambios en la manera de pensar de los colombianos. Ellos eran inconcebibles incluso después de la Constitución del 91 y la desmovilización de grupos insurgentes como el M-19, aunque Pasto y otros municipios estuvieron gobernados por reinsertados como Antonio Navarro. Hasta la elección de octubre, nadie hubiera apostado a que un reconocido elemento de izquierda llegara a la magistratura de la capital. Eso ocurrió con Garzón, que lleva con orgullo el apellido de su madre, hacedor de su propio destino a quien, en dos horas de conversación, sentimos como si la segunda posición del país fuera algo que esperó siempre.

No será fácil su acercamiento a una élite excluyente en lo social e intolerante en lo político. Que debería entender que esta es la opción de una izquierda democrática, no identificada con la vía armada y que por tanto tiene no sólo oposición en el establecimiento sino también de los insurrectos. Dura tarea para Lucho, a quien tienta un gabinete pluralista, pero compuesto en su mayoría por profesionales de la Universidad Nacional.

¿Cómo percibe al presidente Uribe?

Tiene políticas de una hora. Exceptuando la estrategia de guerra, todo está dentro del cortoplacismo.

¿Cree que perdió gobernabilidad con el fracaso del referendo?

El referendo fue colocado como un plebiscito. Como el Presidente no lo ganó, es evidente que salió afectado. Las reacciones posteriores a esas dos jornadas así lo mostraron. Si era difícil saber cómo lo afectaba ese fracaso en términos políticos, es fácil saber cómo lo afectó en lo personal. Hay que reconocerle que el 25 y 26 de octubre constituyeron un proceso electoral y de opinión muy abierto y que mantiene un índice de popularidad importante.

¿Qué tema escogería para un referendo liderado por usted?

Primero que todo, un referendo nunca puede tener tantos ejes. Y en segundo lugar, de convocar algo, sería un plebiscito en Bogotá donde a la gente se le preguntara si quiere o no privatizar determinadas empresas.

¿Hacia dónde apuntan los cambios en el gabinete?

El Presidente tiene una obsesión: ganar la guerra. Y para eso necesita aliados incondicionales: los dueños del país. En función de eso, ha decidido no titubear en lo más mínimo. Por eso se ha jugado sus cartas más radicales con los empresarios como sus incondicionales. Hacia allá conduce gerenciar administrativamente los recursos para la guerra.

¿Se puede hablar de ganar la guerra?

Me mantengo en lo que dije en la campaña presidencial: no habrá insurrección porque considero que la guerrilla ni nacional ni internacionalmente cumple las condiciones para ello, pero tampoco habrá rendición. Ambas partes tendrán que volverse a sentar en algún momento para afrontar una negociación que sea creíble, confiable y posible. Si sigue esta lógica de los dos, el uno a rendir al otro y este a insurreccionarse, vamos a tener un país absolutamente inviable, una finca grande, pobre y salvaje.

¿Qué significan los cambios en la cúpula militar?

Hay que tener en cuenta tres elementos: uno, que la del militar es una cultura muy machista; los militares, sean de izquierda, derecha o centro, nunca aceptarán fácilmente a las mujeres; dos, es difícil que los militares actúen en consonancia con la sociedad civil; y tres, para que acepten todo eso, se requiere de un hombre de las características del nuevo Ministro, empresario de raca mandaca y al mismo tiempo alguien que no se les mete a los militares dentro de sus códigos y sólo estará allí para gestionar recursos y optimizarlos.

¿Tuvieron que ver con la renuncia de la Ministra problemas de contratación?

Por eso digo: se reafirma el control de la contratación. Ahora van a hacer todo lo posible porque esa contratación no afecte los códigos militares. Tocar el Fondo Rotatorio del Ejército es nada más y nada menos que afectar los ingresos de muchos egresados y ex militares. Eso tiene un efecto multiplicador en la moral de las propias fuerzas.

¿Tenía razón el Presidente cuando criticó a las ONG?

El Presidente tiene que garantizar el debido proceso. Cuando uno hace una afirmación, para bien o para mal, debe decirlo con nombre y apellido, pues si no corre el riesgo de quedar como cómplice e irresponsable. Fueron mensajes que se prestaron para que todo mundo especulara. No sé dentro de esas organizaciones cuántas son buenas y cuántas malas, pero lo cierto es que en esto el Presidente se equivocó al generalizar.

¿Les ve posibilidad de recuperación a los partidos tradicionales?

El país se va a regir en adelante por tres agendas: una, muy ligada al Presidente, muy inclinada a la derecha. Hay otro sector que se expresa alrededor de las Farc. Es lo que defino como el sector bolivariano, de corte estalinista. Y hay otra expresión entre un centroderecha y un centroizquierda, que de alguna manera lideramos algunos. Muchos sectores se van a subir aquí por efecto del modelo, por luchar contra la guerra y por influir en el terreno de la democracia, rechazando tanto el autoritarismo de derecha como el de izquierda. La política se va a mover entre estas dos vertientes más que en torno a los partidos. Pero no veo el desarrollo del país sin partidos. Lo que está pasando en el liberalismo es el conflicto entre dos tendencias económicas. La disyuntiva está planteada: o prevalece el pensamiento de Rudolf Hommes o el de Eduardo Sarmiento. Por otro lado, la Internacional Socialista no puede seguir siendo una agencia de viajes. Tiene que definir claramente su rumbo. ¿Cuáles fueron los factores fundamentales que contribuyeron a su triunfo? La gente le tiene miedo al unanimismo, sea de derecha o de izquierda. Los gobiernos autoritarios no funcionan. He mandado siempre un mensaje de conciliación. Mi campaña funcionó porque además de tratarse de un proyecto muy concreto, era colectivo. Con mensajes muy claros, frescos y precisos. A la gente no le gusta que desde el llamado Establecimiento se le impartan órdenes.

¿No será una especie de carga moral el apoyo de dirigentes muy controvertidos como Piedad Córdoba?

En esta última etapa me moví entre tres referentes: la izquierda del Polo Democrático, el grupo Visionario y el grupo liberal. No me han pedido nada hasta el momento, solamente me han comunicado su programa. No tengo ningún tipo de compromiso político en materia de gabinete. No me siento en absoluto ni hipotecado ni comprometido en términos burocráticos. Pero sobre todo no me queda difícil reconocer el papel que jugó en mi campaña ese sector del Partido Liberal.

¿Un guiño de alguien como Navarro, para nombrar a alguien, no habría que atenderlo?

Navarro es consciente de que su futuro depende de una buena alcaldía en Bogotá y no de un puesto. Él y otros saben demasiado bien que si me hipotecan, están trabajando para un absurdo corto plazo. Deben entender que tiene que haber mucha libertad para poder actuar. El futuro de ellos está dependiendo de lo que se haga en Bogotá. Amarrarme sería una especie de suicidio político.

Hablar de derecha, de izquierda, de centro, ¿no huele a ideología de viejo cuño?

Siempre que me preguntan qué entiendo por izquierda y qué por derecha, respondo que la izquierda es amar a los demás, la derecha amarse uno mismo. Hay muchos de izquierda que actúan como de derecha y viceversa. En cuanto a la relación con la sociedad, han sido dejados atrás los partidos únicos, las economías estatistas absolutas, las economías de mercado sin ningún control estatal, sobre todo en servicios públicos, salud y educación, tres elementos que, para mí, encierran el concepto de lo público.

Ha hablado extensamente de concertación, ¿pero esta palabra no compromete mucho?

Hay un sector empresarial que, así no haya votado por mí, existe y como tal hay que discutir con él políticas de empleo. También hay que dialogar con los transportadores en su conjunto. No se trata de una concertación que implique un consenso paralizante. Podemos gastarnos tres meses en negociaciones con todos los actores del transporte, pero al final hay que atenerse a la posición mayoritaria, porque si queremos el consenso, no vamos a gobernar nunca.

Y cuando habla de cohabitar, ¿no implica este verbo cierto deslinde de campos?

Es eso. Sin embargo, no gané el poder: aruño el poder, toco el poder, pero el poder lo tiene el Presidente. Más en un régimen presidencialista como este. Quisiera cambiar cosas de las leyes 100 y 142, pero conozco mis fronteras. La Policía Nacional es nacional, con una seccional en Bogotá. El Museo Nacional es nacional. Tengo claro que he ganado la alcaldía y seguiré en función de ganar poder. Pero sé hasta dónde puedo marcar diferencias. El Gobierno Nacional comprende también que hoy en el mundo son claves las ciudades, que pelean por su autonomía. De todos modos, hay que establecer unas reglas de juego claras que no permitan la ruptura.

¿A qué atribuye esta nueva tendencia latinoamericana a gobernantes de izquierda?

Derribado el Muro de Berlín, sólo quedó la economía de mercado abierto, de la cual la gente se ha desencantado, pues si a la izquierda le cabe la responsabilidad de la caída del muro de Berlín, a la derecha le concierne la de habérseles venido encima el muro de la pobreza. En este momento, en América Latina predominan las tendencias de izquierda. Pero una cosa es Evo Morales, otra Chávez y otra más Lula da Silva. Sin embargo, todos giran en torno a los cambios de un modelo de desarrollo que no tuvo éxito.

¿Qué opina de la posición de Vargas Lleras de conformar un bloque contra el Polo Democrático?

Es un boomerang. Si Vargas fuera consecuente, para hacerme oposición lo primero sería pedirle a su hermano que dejara la dirección de la Energía de Bogotá. En segundo lugar, no ha logrado unanimidad en este proyecto. Está en su derecho de hacer política sabiendo que las presidenciales de 2006 van a ser claves. Supone que utilizarme a mí de caballito de batalla le va a dar dividendos. Allá él con su lógica. Por lo que a mí respecta, tendrá todas las garantías.

¿A quiénes ve como candidatos para 2006-2010?

La lista es larga y variada. Veo a Peñalosa, Mockus, Navarro, Samuel Moreno, Serpa y Germán Vargas. De pronto una mujer: podrían ser Ingrid, Noemí o Piedad Córdoba.

¿No será que de pronto su llegada a la Alcaldía de Bogotá contribuye a la liberación de Íngrid?

He pedido permanentemente que regrese Íngrid. Ojalá las Farc entendieran que en nada les favorece estar en semejante nivel de aislamiento nacional e internacional y con hechos tan graves como mantener secuestradas no solamente a Íngrid sino a otras personas.

¿Su administración no cargará con la sombra de no darles la razón a los Echavarría Olózagas?

Con Echavarría mantendré la misma interlocución que con los demás bogotanos. No gobernaré sólo para los descoronados, sino también para los que tienen corona. Le he enviado mensajes para que esa guerra fría se acabe. Pienso que mi alcaldía tendrá enemigos en sectores de extrema izquierda y de extrema derecha. Es absolutamente normal porque al fin y al cabo a ambos les piso callos.

¿En qué medida en todo lo que haga o deje de hacer estará la preocupación de proteger el Polo Democrático hacia las elecciones de 2006-2010?

El Polo dependerá de una buena gestión en Bogotá, pero si me pongo a mirar qué va a pasar en el 2006, no actúo para nada en el 2004. No puedo estar en referendo de lo que pase mañana. Tengo que hacer las cosas con mucha seguridad y firmeza para lo que acontece hoy y tiene implicaciones mañana. No voy a estar ligado a la preocupación de un proyecto político, sino a la imagen de eficiencia, gobernabilidad y capacidad de gestión.

¿Será de izquierda su gabinete?

El gabinete tiene que tener tres componentes: uno, de centro izquierda; soy de izquierda y por eso tengo que enviar más mensajes al centro. Dos, nombraré personas que sepan, que no roben y sean capaces de hacer gestión.

¿Cómo detectar al que roba y qué medidas tomar?

No tendré lealtades de gabinete, no me voy a casar a largo plazo con los funcionarios que designe; todo mundo queda interino a la hora de ser nombrado. Porque si vemos problemas de corrupción, el funcionario tendrá que responder. Para cada entidad vamos a poner una veeduría. No se trata de un nuevo aparato burocrático, pero sí vamos a crear, aparte de lo existente, una especie de irrupción sorpresiva sobre papeles, órdenes, computadores. Aquí hay mucha contratación y no puedo darme el lujo de esperar el corte de cuentas para asumir los riesgos de tanta tentación, de tanta guaca.

¿Actuaría de idéntica manera que Mockus frente a una situación como los actos de terror en la zona rosa?

Antanas reaccionó muy bien frente al terror: resistencia civil, fortalecimiento de la inteligencia, apoyo a la fuerza pública. El alcalde es como el jefe de la casa que no puede salir jalándose las mechas, sino inspirar tranquilidad y seguridad. Los terroristas envían con sus actos diversos mensajes. Por eso es importante controlar la información, a fin de que no se produzca el efecto de pánico que buscan.

¿Habrá el canibalismo tradicional de izquierda?

Me gradué en confianza. Siempre he sido un referente para unificar. Por encima de mi ambición personal, está un proyecto colectivo. No soy mesiánico, ni me gustan los caudillos. Siempre he dicho que no me gusta jugar squash sino fútbol. Es mejor ser el número 10 que batir contra las paredes. La izquierda tiene que entender que la gente espera un proyecto alternativo. Si esta vez se juega con los mismos celos, las mismas ambiciones y la misma lógica de los partidos tradicionales, la frustración será mucho mayor. También tengo temor a ese canibalismo, pero aspiro a que la votación de octubre obligue a la gente a reflexionar que por encima de sus ambiciones está un proyecto colectivo.

En torno al Alca o a un tratado de libre comercio con E.U., ¿qué riesgos contempla?

No puede ser una política de apertura indiscriminada. Hay algunos productos que, como el maíz, tienen que garantizarse. Hay otros en los que uno no puede cerrar fronteras. No todo se resuelve a base de aranceles. Tiene que garantizarse la seguridad alimentaria, la producción nacional y el desarrollo del agro. Un Alca a imagen y semejanza de la actual economía de E.U., un hipermercado montado para que consumamos sus excedentes, me parece sumamente negativo. Si la economía de América Latina representa apenas el 5,5 del producto mundial (en esto sólo le ganamos a África), con este modelo de Alca vamos a sufrir un impacto profundamente lesivo. En cuanto al tratado de libre comercio, no comparto con el gobierno que solamente deba hacerse con E.U.

¿Recomendaría un modelo como el de Chile?

Es un modelo ideal pues toma en cuenta tres referentes: China, Europa y E.U. América Latina no es una correlación de fuerzas, sino una sumatoria de debilidades. Por eso nos toca unirnos. Solos, nos utilizan por un ratico, pero luego nos dejan tirados.

Por Enrique Posada Cano

 
Diseñada por: TWS