• image
  • image
  • image
  • image
Wednesday, 28 June 2017

MANUAL DEL EJERCITO REVELA FUNCIONES DE GRUPOS CONTRASUBVERSIVOS

Agenciaperu.com

Un manual de inteligencia del Ejército que data del año 1991 revela una doctrina hasta hoy desconocida en esta institución. En el documento se señalan acciones como ?neutralizar y/o eliminar personas que realicen actividades de terrorismo?. Está dividido en cuatro capítulos: Generalidades, Inteligencia, Contrainteligencia y Apoyo Logístico. Resume las funciones de 36 equipos de inteligencia, grupos operativos denominados ?equipos básicos?.

En la última página del documento se puede apreciar las firmas de aprobación del general Juan Rivero Lazo (ex director de la DINTE y, según la Procuraduría, miembro del Grupo Colina) y el ex comandante general del Ejército, Pedro Villanueva Valdivia, jefe militar hasta diciembre de 1991.

NEUTRALIZAR Y/O ELIMINAR?

En el citado manual se puede leer un acápite titulado ?Equipo de Contraterrorismo?, el cual incluye las siguientes directrices: ?Misión: prevenir, detectar, localizar, identificar, neutralizar y/o eliminar personas que realicen actividades de terrorismo?. Además, en el espacio de "Funciones?, se puede leer: ?determinar los objetivos y tareas para cumplir la misión asignada". Y se añade: "el equipo debe estar instruido, entrenado y preparado física, moral y doctrinariamente para actuar en cualquier momento y lugar".

En otra parte del documento se indica: "los equipos básicos de inteligencia son organizaciones de oficiales debidamente instruidos, entrenados y equipados para realizar una misión especifica". De esta forma, el manual denomina ?equipos básicos de inteligencia? a un conjunto de oficiales instruidos que siguen una ?misión específica?. Esta misión se detallaría en este mismo documento, en relación a la lucha contrasubversiva. Asimismo, en el apartado ?Equipamiento? se lee: ?seis pistolas ametralladoras, un equipo de comunicaciones radioeléctricas?. Cuatro de los grupos secretos registran la misma idea dentro de su misión: eliminar personas que realicen actividades de terrorismo.

LA HISTORIA DEL MANUAL

El ex presidente Fernando Belaunde decidió enviar a los militares a combatir la subversión cuando Sendero Luminoso declaró la guerra en Ayacucho, en 1980. Desde un inicio, los militares advirtieron que irían a matar. El ministro de Guerra de aquel entonces, Luis Cisneros Visquerra, lo señaló así el año 1982. Según Carlos Tapia, ex miembro de la Comisión de la Verdad, ?la política del Estado para combatir a la subversión la diseñaron y aplicaron los militares obedeciendo las órdenes de los presidentes Fernando Belaunde y Alan García. El Presidente que ordenó la redacción y distribución de este manual, el ME 38-23, fue Alberto Fujimori?.

En 1991, el manual de inteligencia se distribuyó a cada grupo operativo. Ellos tenían una misión, así como determinados procedimientos de trabajo. Tapia añade que ?en junio de 1991, dos meses después de que el manual del Ejército fuera redactado, el programa "En Persona", dirigido por el periodista César Hildebrandt, fue retirado del aire. Había difundido un documento secreto del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, que señalaba textualmente: ?Podrá efectuarse eliminaciones sin dejar rastro, por lo tanto no se capturaran prisioneros??. Según este estudioso, la instructiva era clara: "el mejor subversivo es el subversivo muerto".


TSIARIRI: CASO PARADIGMA

La función específica de los grupos contrasubversivos se podría reflejar en accionares como los sucedidos en el poblado de Tsiariri, en Huanuco. Según una serie de fotografías que obran en poder de agenciaperu.com, y que fueron tomadas en setiembre de 1993 en dicho valle, un grupo de ronderos y efectivos del Ejército ingresaron a las casas de diez personas, los sacaron a patadas y se los llevaron a una carretera lejana, ubicada a 200 metros del poblado. Tal y como se determina en las investigaciones de la Comisión de la Verdad, estas personas bebieron licor momentos antes de desatar la masacre. El equipo usó escopetas retrocargas, piedras, flechas, hachas y machetes.

Las víctimas fueron acusadas de terroristas, de rehusarse a formar parte de las rondas campesinas. Murieron 10 personas, incluidos tres niños de 12, 14 y 16 años. Los cuerpos tenían las extremidades cercenadas.


EL OPERATIVO ARIES

Tres años después de la redacción del manual de inteligencia, en abril de 1994, varios bolsones o islotes del río Huallaga fueron arrasados con ?rockets? lanzados desde helicópteros del Ejército Peruano. Cuando los soldados bajaron de las naves, la masacre fue total. Días después, los familiares llegaron acompañados de un grupo de periodistas, encontraron los cuerpos en estado de descomposición, carcomidos por el calor y los buitres.

Ante la Comisión de la Verdad, uno de los militares que participó en la operación Aries admitió que recibieron entrenamiento israelí y que, horas antes de iniciarse la misión, el entonces Presidente Alberto Fujimori visitó al grupo y les dijo que su trabajo era muy importante, que era por el bien del país. Así, a la ley de este manual, cabe preguntarse a quién le corresponde la responsabilidad de la masacre en los bolsones del Huallaga: ¿a los militares que actuaron avalados por el Presidente, o al Presidente que impartió la orden?

Según los testimonios recogidos por la Comisión de la Verdad, los militares trataron a todos como terroristas. "Todos son tucos", se les oía decir.  Carlos Tapia señala que ?de acuerdo a la situación, hay un enfrentamiento, mato o me matan, esa es la guerra?. ?Estos métodos brutales pueden, no solucionar, sino paliar temporalmente el problema, pero por lo general, finalmente, crean uno mayor: una gran división de la sociedad?, agregó.

LA SOLICITUD DE LA CVR

El año pasado, la Comisión de la Verdad solicitó al Ministerio de Defensa responda por escrito qué entendían los agentes de inteligencia del Ejército por ?eliminar?. Carlos Tapia indicó que el Ministerio de Defensa contestó ?que de acuerdo al diccionario militar español, ?eliminar? podía significar varias cosas, como destruir o desnaturalizar?. Hasta donde se sabe, existen documentos de inteligencia que describen las órdenes que se dieron en esos días aciagos. Frases como "eliminar personas" o directivas como "no se capturarán prisioneros" fueron aplicadas a lo largo de la guerra.


EL LABERINTO DE VILLANUEVA

Después de 12 años de la aprobación de este documento inédito, el general Pedro Villanueva, quien se desempeñó como comandante general del Ejército durante la publicación del manual de esta institución, recibió a un equipo de periodistas de agenciaperu.com, y leyó todas las páginas del citado texto. Tras la lectura, Villanueva brindó su apoyo tácito al contenido del informe. ?En un enfrentamiento hay que matar porque sino me matan, si es un enfrentamiento es una guerra, y en la guerra se mata?, indicó.

Para el general, de acuerdo a este estudio ?ya se hacia el plan de operaciones, o sea ya de ahí se sabia la manera en que debía actuarse?. De oto lado, Villanueva indicó que la mayoría de personas que opinan sobre el conflicto ?no saben lo que es la guerra, no han estudiado la guerra, lo dicen sin tener una base de conocimiento de lo que es este tipo de problema?.

 

 
Diseñada por: TWS