• image
  • image
  • image
  • image
Tuesday, 22 August 2017

Postconflicto conflictivo

 

A nadie debería caberle duda de que tarde o temprano se va a firmar un Acuerdo Final con las Farc. 

 

 

 

torrijos-vicente

Vicente Torrijos

Economista

Profesor de la Universidad del Rosario, Bogotá Colombia









 

Después de haber conseguido unos preacuerdos tan rentables como los que se dieron a conocer hace un tiempo, ¿ por qué la organización armada renunciaría a semejantes privilegios ?

Dicho de otro modo, los espinosos problemas que quedan por resolver seguramente serán tramitados apelando a toda la creatividad política que se pueda imaginar.

En cuanto a alternatividad penal, por ejemplo, el Presidente sostiene que a las Farc no se les aplicará una justicia de “simulación”, pero el Alto Gobierno le suplica a España que ponga en práctica el artículo 16 del Estatuto de Roma y no descansa en la tarea de buscar pretextos y sentencias como la de la CIDH sobre la masacre del Mozote para respaldar sus leyes de punto final, perdón y olvido.

En resumen, Acuerdo Final habrá, no importa cómo, aunque no se sepa cuándo ; pero entre más lo retarden, mayores beneficios obtendrán las Farc.

Al fin y al cabo, no podría haber un escenario más estresante para el Jefe del Estado que verse a pocos meses de terminar su periodo sin haber logrado la firma del Secretariado.

Ante la perspectiva de pasar a la historia con un acuerdo en el congelador o firmar lo que sea necesario, el pragmatismo presidencial se inclinará por lo segundo, de tal modo que cualquier ocurrencia o pretensión de la insurgencia se verá automáticamente acogida por un mandatario que ha empeñado todo su capital político en superar a sus predecesores en el atractivo campo de la negociación con terroristas.

Así que manipulando la ansiedad presidencial y dosificando la presión ( estímulos y recompensas ), las Farc no solo habrán logrado los mejores resultados posibles sino que condicionarán, de entrada, la agenda del próximo presidente, sobre todo si éste resulta elegido con el compromiso explícito de “seguir adelante con la construcción de la paz”.

Y ahí es, justamente, donde comienzan los problemas, porque las Farc no son el M-19, ni la URNG, ni Alfaro Vive, ni el ERP, y no van a repetir sus experiencias.

Para decirlo sin rodeos, la idea que se nos ha vendido de lo que será el “postconflicto” es una idea falsa porque no habrá “un antes y un después” sino una perniciosa continuidad del proyecto revolucionario de las Farc-Eln que, tarde o temprano, nos obligará a aceptar que si en esos términos hablamos, tendremos que hablar de “postconflicto conflictivo”.

Primero, porque si las Farc no hicieran trampa y se comportaran de manera ejemplar, renunciando a la violencia como método político, habrá otros actores ( asociados ) que seguirán dando rienda suelta a las hostilidades, como el Eln y las Bacrim, con los que el Secretariado ha entablado alianzas o coaliciones.

Segundo, porque las Farc conservarán armamento en su poder e incurrirán en lo que se conoce como “guerras invisibles”, aquellas en las que no se libran combates frente a frente contra las Fuerzas estatales pero en las que tales armas cumplen un papel tan letal como el de las bombas en las calles para movilizar a las masas, desplazarlas, intimidar, forzar y presionar.

Tercero, porque de lo anterior se desprende el proselitismo armado.  No será solo la protesta y la agitación sino también el control social y un modelo de dominación territorial que moldeará el panorama electoral afianzando, de paso, la presencia de los cuadros de las Farc ( los de camuflado y los de cuello blanco ) en aquellos cargos que el Estado les asigne para que se sientan partícipes del proceso de toma de decisiones. 

Cuarto, porque las Farc no van a concentrarse en áreas delimitadas para desmovilizarse y desarmarse sino que se valdrán del cese bilateral del fuego que Santos declarará el mismo día de la firma del Acuerdo Final para integrar lo que el propio Presidente ha dado en llamar ‘Gendarmería’, es decir, un gueto armado, de naturaleza municipal, destinado a imponer gradualmente el modelo autoritario como sinónimo de “paz perdurable”.

Y quinto, porque legalizadas sus propiedades ( incluidas las miles de hectáreas que se les están formalizando y los narcocultivos que se verán amparados por la no extradición ), las Farc habrán asaltado o penetrado las instituciones en inmejorables condiciones económicas para hacer de su guerra híbrida ( la de un Estado dentro del Estado ) un experimento magistral de detentación del poder.


Last Updated on Tuesday, 10 March 2015 03:25

 
Escrita el 13 April 2015, 00.00 por cidan-col
la-encrucijada-de-la-autoridad                   La Junta Directiva del Banco de la República de Colombia se encuentra en una encrucijada bien compleja de dilucidar.               Gonzalo Palau Rivas Economista Profesor de la Universidad del Rosario, Bogotá...
Escrita el 13 April 2015, 00.00 por cidan-col
carlos-gaviria-y-la-intolerancia              El fallecimiento de uno de los líderes más respetados de la izquierda en Colombia, deja no solo una vacío en esa colectividad sino que significa el fin de un capítulo para el progresismo en el país.                                 Mauricio...
Escrita el 13 April 2015, 00.00 por cidan-col
abogada-del-diablo   La canciller colombiana ha salido a rechazar con particular vehemencia y acaloramiento las sanciones impuestas por los Estados Unidos al régimen despótico de Nicolás Maduro.         Vicente Torrijos Economista Profesor de la Universidad del Rosario, Bogotá...
Escrita el 09 March 2015, 00.00 por cidan-col
postconflicto   A nadie debería caberle duda de que tarde o temprano se va a firmar un Acuerdo Final con las Farc.        Vicente Torrijos Economista Profesor de la Universidad del Rosario, Bogotá Colombia   Después de haber conseguido unos preacuerdos...
Escrita el 09 March 2015, 00.00 por cidan-col
los-militares-y-la-paz            La inclusión de un grupo de militares activos para el equipo de negociaciones con las FARC, por parte del gobierno marca un nuevo rumbo en los diálogos.                             Mauricio Jaramillo-Jassir Politólogo Profesor de la Universidad del Rosario y...

Las opiniones que en este portal se publican son responsabilidad de sus autores y no tienen por qué reflejar el pensamiento de las directivas de CIDAN
Diseñada por: TWS